Ya llegó la vuelta al cole.. poco a poco y después de períodos de adaptación y demás empieza todo a volver a la normalidad... a volver a coger el ritmo. Los que más lo notan son los peques, pero hasta el que más llora estoy segura que acaba cogiéndole el gustillo. Como Gari y Mikel, que en junio acabaron tan contentos que le regalaron esta ilustración a su profe. Sin duda, una gran satisfacción de saber que el esfuerzo de cada día siempre tiene  recompensa
error: Content is protected !!