Siempre me han llamado la atención, incluso he llegado a pensar en hacerme uno muchas veces. El problema de los tatuajes es que son para siempre. Y hay que tener muy claro qué hacerse, porque no hay vuelta atrás (bueno, puede haber pero no se...

error: Content is protected !!