Si el otro día os enseñaba la invitación de mi sobrina... hoy vamos con la de mi sobrino, cambiando mucho de tercio. Y es que el niño se va haciendo mayor, y empieza ya a tener sus propios gustos... así que ya con Mikel, hay que cambiar el chip y tocaba hacerle algo más acorde y con lo que se pudiera sentir identificado...
error: Content is protected !!