Como buena amante de la ilustración, soy también una gran apasionada de los cuentos. Mi proyecto final de estudios lo dediqué a la ilustración de un cuento y a explicar los beneficios de estos sobre los niños. Así que no me explico como ¡¡todavía no había dedicado una entrada del blog a hablaros sobre ellos!!.
Hacía tiempo que no posteaba, pero vuelvo a la carga con uno de los últimos trabajitos que he tenido el placer de hacer. Cada vez sois más los que os animáis a regalar una ilustración y para nosotros eso siempre es motivo de celebración. Ou yeah!! Así que hoy os enseño esta nueva ilustración.
Seguro que más de un@ ya sabéis o habéis oído hablar del chalk paint. Para los que no (os pongo al día)... el chalk paint es esa pintura maravillosa que con poco esfuerzo tiene un acabado fantástico.. suena bien ¿no? Es una pintura que con apenas dos capas consigues una gran nivel de opacidad y además es autonivelante, por lo que, una vez cubierto no se notan las pinceladas. Es  perfecta para la decoración de muebles, pero que como tiene una muy buena adhesión y no necesita imprimación, sirve para la mayoría de las superficies. Yo tenía ganas de probar y cuando Itzi me propuso ir a un curso en Donosti, me faltó tiempo para decir que si!
Se acerca la fiesta más terrorífica, y aunque para algunos sigue siendo una americanada total, a mi me parece una excusa muy buena para preparar decoraciones chulas o hacer actividades con los más peques de la casa. Y sobretodo... ¡¡es divertido!! que es de lo que se trata.
error: Content is protected !!