Hace unos días despedíamos agosto, uno de los meses más esperados del año. Por lo menos para mi, que me encanta el verano. Y después de unas semanas de merecido descanso, volvemos a la carga con las pilas cargadas. Han sido unos días de desconexión total, sin grandes pretensiones, solo una, la de coger aire y estar tranquila. A veces se nos olvida lo importante que es tener tiempo para una misma. Levantarte y dedicarte sólo a hacer cosas para ti, sin tener mil cosas más en la cabeza. Rodearte de mucha luz.

Así que las vacaciones las he dedicado a eso sobretodo. Eso si, en mi maleta iban mil cosas que quería hacer que al final se han quedado en agua de borrajas. Pero es lo que pasa cuando estas agusto y disfrutando del tiempo.

Dar largos paseos, bañitos en la piscina, comer a deshoras… o descubrir nuevos lugares. Mil planes que todavía revivo en mi cabeza y que han cargado mis pilas. Y eso si, disfrutar con la cámara en mano y volver a hacer fotos sin motivo ni por qué. Algo que a veces también se me olvida hacer y con lo que disfruto muchísimo.

 

Nos espera un bonito septiembre

No os voy a engañar, también a mi me ha costado volver del paraíso, pero se hace más llevadero sabiendo que te esperan muchos proyectos bonitos en los que embarcarnos. Comenzamos septiembre con las pilas bien cargadas, con muchas ganas y mucha ilusión. Y con algunas novedades que ya os iré contando.

Ánimo a todos con la vuelta y bienvenido Septiembre.

 

 

Author Imaginaran

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.