Cierto día hace más de un año recibo una llamada de una tal Arantza, (mira, una tocaya pensé) que resultó no ser tan solo una tocaya, sino que además nos conocíamos…( mismo cole, hace un porrón de años)… y la vida como es así, y también que a veces nuestro pueblo es un pañuelo, nos sorprende y «rejunta» de la forma más inesperada.

El motivo de la llamada era que Arantza había escrito un cuento para su hijo Gari y quería que yo lo ilustrara….. ¡madre mía! el sueño de todo ilustrador/a…yo siempre pidiendo historias para ilustrar, y aquel día la historia llamaba a mi puerta.

Pero no me enrollo más y os explico de que va este cuento. Es muy especial, como Gari, porque nació un 29 de febrero, algo muy difícil de explicar a un niño. Aún así, estoy segura que con este cuento lo va a entender a la perfección, porque además se lo cuenta su hermano Eneko. Y Gari sabrá así lo que es un año bisiesto (bisurtea en euskera) y que cada 4 años vuelve a nuestro calendario el 29 de febrero, su día. Además, los años que el 29 de febrero no está en el calendario, tiene la suerte de poder elegir el día que celebrarlo.

De todo esto y mucho más va este cuento, un regalo muy especial, que seguro quedará presente en esta familia. Muchas gracias Aran por confiar en mi, darme manga ancha, y tener tanta paciencia y esperarme. Y sigue escribiendo…;-)

 

bisurtea2 bisurtea3 bisurtea4bisurtea12 bisurtea8 bisurtea9 bisurtea5bisurtea13 bisurtea10bisurtea11

Author Imaginaran

Comments (3)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.