«…. y un día el abuelito le dijo a June….
– ¿Quieres ver las estrellas?
– Siiiiii – respondió June muy contenta-.
Entonces, al caer la noche, subieron a la terraza y June abrió los ojos como platos al ver el telescopio que el abuelo había comprado. Y descubrió que esas lucecitas que había en el cielo cada noche eran estrellas y planetas que ahora podía ver más de cerca.
Y desde entonces, June cada noche le decía al abuelo:
-Abuelito abuelito, ¿subimos a ver las estrellas con el miraestrellas? ….»

Author Imaginaran

Comments (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.